7 Problemas frecuentes en las parejas

No dejes de leer y averigua si tu pareja o tú los han sufrido alguna vez

Desde el día en que decidimos estar en pareja, tenemos claro que no todo será de dulce y agraz, que habrá peleas y discusiones, por una cosa o la otra. Pero de lo que sí estamos seguros, es que si existe amor de por medio esto será muy importante para saber llevar la relación en momentos de crisis, o de disfunciones en la cama.

En instantes, te mostraremos una lista con los 7 problemas más frecuentes en la intimidad, pero que la mayoría encuentra solución en la Terapia de pareja

Problema número 1: la Disfuncion Erectil, también conocido de manera despectiva como impotencia. Este es un problema que atañe a la gran mayoría de la población masculina del cual no se habla mucho pero que cada vez se ha vuelto más frecuente entre los hombres.

Problema número 2: el Vaginismo. Inconveniente que afecta a un gran porcentaje de la población femenina y que consiste en la imposibilidad de dejar entrar el miembro debido al dolor que se siente en esa zona, a causa del cerramiento o contracciones de manera involuntaria.

Problema número 3: la Eyaculación Precoz. Refiere a un trastorno eyaculatorio que ocurre antes o recién empezado el acto. Debido a este problema, se han inventado un sinfín de chistes basados en esta condición.

Problema número 4: la eyaculación retardada. Es exactamente el caso contrario al anterior. El hombre alcanza a tener una erección, pero no logra llegar al momento final, puesto que este demora más, consiguiendo así, una especie de frustración que más adelante podría tener consecuencias.

Problema número 5: bajos niveles de hormonales. Esto ocurre en la mujer debido a que ellas pasan por variaciones en sus niveles de estrógenos y andrógenos reguladores del apetito sexual.

Problema número 6: la Anorgasmia. Un problema silencioso, del cual poco se habla, pero es más frecuente de lo que se cree. Puede ser, tanto femenino, como masculino.

Problema número 7: la Frigidez. Esta situación se desencadena cuando la mujer ha perdido toda apetencia sexual, incapacitándola a sentir deseo por su pareja.