¿Cómo evitar la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz es un problema con el que muchos hombres tienen que lidiar durante su vida sexual. Es un problema que la mayoría aprende a controlar, pero no todos saben cómo evitar la eyaculación precoz.

Esta disfunción sexual es una de las más comunes que sufren, particularmente, los hombres. De hecho, aproximadamente, un 30% de ellos, sin importar edad, raza o condición socioeconómica, lidia con algún tipo de eyaculación precoz en sus vidas.

Afortunadamente, ésta es también una de las disfunciones sexuales más tratables. Pero, ¿sabes qué es la eyaculación precoz? y, ¿qué tanto sabes sobre ella?

Si bien la educación sexual ha mejorado bastante, el poco conocimiento que se tiene sobre temas relacionados al área sexual sigue siendo preocupante.

Jóvenes y adultos tienen poca o nada de información respecto a cómo evitar o tratar disfunciones como la eyaculación precoz y la disfunción eréctil.

Se le llama eyaculación precoz a cuando el hombre experimenta una eyaculación prematura, es decir, cuando lo hace antes de lo que quisiera. A menudo, no puede controlar su respuesta a la estimulación que está experimentando, provocando que eyacule.

Emociones relacionadas al sexo como demasiada excitación, ansiedad o temor, además del uso de alcohol y drogas, pueden causar una eyaculación temprana no deseada.

En el caso de la eyaculación temprana, que es cuando el problema siempre ha estado presente, generalmente se debe a causas psicológicas. Las experiencias sexuales traumáticas a una edad temprana suelen ser una de las razones para sufrir esta disfunción sexual.

Cómo evitar la eyaculación precoz

Trucos para evitar la eyaculación precoz

Como se dijo más arriba, el cómo evitar la eyaculación precoz suele ser algo poco conocido para muchos.

Por eso, aquí te dejamos algunos trucos para evitar la eyaculación precoz:

  • Cuida tu alimentación y estilo de vida: procura realizar ejercicio todos los días, mantenerte alejado del tabaco y del alcohol. El tener una alimentación y hábitos de vida equilibrados te ayudarán enormemente.
  • Controlar la respiración: el controlar la respiración resulta muy importante cuando de eyaculación precoz se trata. Al respirar demasiado rápido, el corazón se acelera, por lo que bombea más y es mayor la cantidad de sangre que se envía hacia el pene. Cuando sientas que estás muy excitado, toma aire y luego expúlsalo todo; relájate y aguanta la respiración por un rato, eso hará que tus latidos disminuyan y bombeen menos sangre.

Ejercicios para superar la eyaculación precoz

Como lo hemos mencionado en artículos anteriores, existen otras maneras de superar la eyaculación precoz además de los fármacos.

A continuación, mencionaremos algunos de los ejercicios más prácticos para reducir los efectos de esta disfunción sin el uso de medicamentos:

El primero de ellos es entrenar los músculos del suelo pélvico, en especial el llamado músculo pubocoxígeo.

El pubocoxígeo es un músculo que se expande a través del suelo pélvico, el que ayuda a proteger los órganos que se encuentran en dicha área.

Fortalecer tus músculos pélvicos es una de las maneras más efectivas de superar esta disfunción. Los músculos de la zona pélvica, que son los que sostienen y ayudan a controlar el pene, tienen la habilidad de cortocircuitar a la eyaculación precoz inmediatamente previo a que ocurra la eyaculación.

Para la mayoría de los hombres, estos músculos son débiles y se debilitan aún más a medida que envejecen, aumentando las probabilidades de sufrir eyaculación precoz.

Es debido a esto que muchos recomiendan los llamados ejercicios Kegel.

Los ejercicios Kegel son utilizados para fortalecer el músculo pubocoxígeo, permitiendo así tener un mejor control de la vejiga.

Además de mejorar el control sobre la vejiga, estos ejercicios ayudan a aumentar el tiempo promedio que hay entre la penetración y la eyaculación, aumentándolo, aproximadamente, de 32 segundos a dos minutos.

Estos ejercicios consisten en contraer y relajar el músculo pubocoxígeno. Si aún no sabes cómo, una recomendación es, mientras orinas, intenta retener el flujo de ésta. Así, serás capaz de identificar cuál es el músculo y cómo poder controlarlo.

Lo que se aconseja es, en una primera instancia, realizar estos ejercicios de contracción y relajación unas 10 veces seguidas, dos veces al día, por aproximadamente un mes. Luego, aumentar los ejercicios a unas 30 veces seguidas, tres veces al día.

¿Cómo controlar la eyaculación precoz?

Además de los ejercicios de Kegel también recomendados para las mujeres), que sirven tanto para ayudar a tratar como para evitar la eyaculación precoz, existen también otras maneras de controlarla.

Por ejemplo, se recomienda, generalmente, practicar la masturbación unas dos horas antes de tener relaciones sexuales. De esa manera, se desensibilizará el pene, por lo que se retrasará la eyaculación al momento de tener sexo.

También se recomienda el uso de condón; mientras más grueso el material, mejor. Así, la sensación en el pene por estimulación se verá reducida, lo que ayudará a retrasar la eyaculación.

Otra de las técnicas que suelen utilizarse es la llamada “comenzar-parar”.

Esta técnica consiste en que, durante la masturbación, el hombre se detenga cuando note que está pronto a eyacular. Debe dejar que la excitación del momento pase. Una vez pasado el punto máximo de excitación, puede reanudar el masajeamiento del pene.

Todo esto para que, quien padezca esta disfunción, pueda aprender a identificar cuándo su cuerpo alcanza la máxima excitación. Cuando aprenda a identificar el momento en que su cuerpo está listo para eyacular, será capaz de mejorar el control sobre su reflejo eyaculatorio.

El ser capaces de manejar los pensamientos durante el sexo también pueden marcar una diferencia. A la hora de poder controlar el reflejo eyaculatorio, hasta los pensamientos cuentan.

También, debes tratar de relajarte y alejar los pensamientos de ansiedad o temor por tener un mal desempeño. Centrar los pensamientos en las sensaciones y el placer que se está experimentando, te permitirá tener un mayor control sobre tu eyaculación.

Si no supiste cómo evitar la eyaculación precoz y eres parte del 30% de los hombres que la padecen, no dudes en acudir a nuestra clínica sexológica. Aquí, trataremos tu problema con la mayor discreción posible. Además, nuestros especialistas están capacitados para brindarte la atención profesional y especializada que necesitas.