Consejos para evitar la eyaculación precoz

Es sabido que esta disfunción tiene tratamiento, pero también existen maneras de evitar su aparición. Sigue leyendo para saber cuáles son.

La eyaculación precoz es una disfunción sexual que, se estima, se presenta en 1 de cada 3 hombres, aunque son muy pocos los que se atreven a reconocer y enfrentar el problema, a veces por vergüenza y otras veces por ignorancia.

Este problema puede ser causado por factores psicológicos, en su mayoría, pero también podría ser provocado por algún trastorno físico.

¿Qué es la eyaculación precoz?

 

Se le conoce como eyaculación precoz a la expulsión de semen incontrolada e involuntaria del hombre antes de iniciar la penetración o justo después de hacerlo.

Esta disfunción pude producir ansiedad, baja autoestima, pérdida de confianza e insatisfacción en quien la padece y a su pareja. Además, puede clasificarse en primaria (que se inicia en la adolescencia y se prolonga en el tiempo) o secundaria (cuando el hombre podía controlar su eyaculación pero, de repente, ya no puede).

Maneras de prevenir la eyaculación precoz

La eyaculación precoz, al igual que la mayoría de las disfunciones sexuales, tiene tratamiento. Pero, también hay maneras de prevenirla. Y como nos preocupa genuinamente tu salud sexual, aquí te explicamos cuáles son:

  • Cuida tu alimentación y estilo de vida: ambas cosas juegan un papel importantísimo. Procura evitar las grasas saturadas, evita el consumo de alcohol y tabaco y trata de realizar ejercicio a diario.
  • Orina antes de tener relaciones sexuales: el orinar antes de tener seo liberará la presión de tus genitales, lo que ayudará evitar una eyaculación involuntaria.
  • Respira y relájate: el tener una respiración adecuada durante una relación sexual resulta fundamental para relajarse y dejar de lado el nerviosismo. Realiza unas 10 respiraciones lentas y profundas y puede que marque una diferencia al momento de tener que controlar tu eyaculación.
  • Convérsalo con tu pareja: el guardar el problema para ti no ayudará a superar la situación; al contrario, sólo la empeorará. Habla del tema con tu pareja con sinceridad y franqueza.

Puedes leer acerca de algunas técnicas para controlar este problema sexual en Sanitas y no olvides seguirnos en Facebook y YouTube.