Disfunción eréctil: ¿sabes lo que implica?

Si crees que eres parte del 52% de los chilenos que padecen este problema, entonces continúa leyendo para informarte más a fondo.

La disfuncion erectil es la incapacidad de obtener y mantener una erección o rigidez del pene durante suficiente tiempo para poder conseguir una relación sexual satisfactoria.

A pesar de ser un trastorno que tiene solución, la mayoría de los hombres que sufren esta disfunción suelen sentirse avergonzados y evitan consultar a un especialista. Sin embargo, las repercusiones de no tratar este problema pueden verse reflejadas en la salud sicosocial de quien lo padece, así como en la calidad de vida personal y del entorno familiar y de pareja.

Tipos de disfunción eréctil

En la también llamada impotencia sexual, intervienen distintos factores físicos y psicológicos, por lo que la alteración de uno o más de estos factores pueden llevar a este problema.

Expertos han establecido la siguiente clasificación para distinguir los distintos tipos de disfunción eréctil:

  • Impotencia coeundi: imposibilidad para mantener un coito.
  • Impotencia erigerandi: incapacidad para lograr la erección del pene.
  • Impotencia generandi: incapacidad de procrear aunque se produzca la penetración
  • Impotencia psíquica: cuando la erección depende de problemas mentales y no físicos.

Causas

Si bien las causas más comunes de la disfuncion erectil son vasculares (problemas que afectan los vasos sanguíneos y la circulación de la sangre al pene), éstas también pueden ser psicológicas, hormonales e incluso neurológicas.

Otra de las causas de este trastorno es la ingesta de algunos medicamentos que pueden afectar la capacidad de tener una erección. Entre los medicamentos que pueden tener este efecto secundario se encuentran los diuréticos, antipsicóticos, antidepresivos y anticoagulantes.

Tratamientos

El tratamiento de la disfuncion erectil depende de la causa y la gravedad de ésta. Aunque el tratamiento más frecuente es con medicamentos llamados inhibidores de la fosfodiesterasa, existen otras opciones como el uso de dispositivos y la realización de cirugías, terapia psicológica y tratamiento hormonal.

Encuentra más información en Boston Medical Group y no olvides seguirnos en Facebook y YouTube.