Falta de orgasmo e impotencia, una mala mezcla

Sigue leyendo y entérate de cómo superar estos problemas

Existen diversos factores por los cuales algunas parejas no funcionan o terminan una relación, incluso después de varios años. Y algunos de estos suelen ser dos problemas de índole sexual, asociados directamente con el rendimiento que tiene la pareja en los momentos de intimidad.

Se estima que el 50% de la población masculina mayor de 40 años sufre, en mayor o menor medida, de Disfunción eréctil, aunque solo se haya producido por un corto período. Y también se conoce que 1 de cada 3 hombres ha padecido un episodio de eyaculación prematura.

Por lo general, el centro de la disfunción eréctil, dificultad para mantener y tener una erección, suele recaer en el factor fisiológico. Sin embargo, una vez instaurado el problema, termina afectando de manera psicológica también. Las causas son diversas y, según cuál es la que afecta al hombre, el tratamiento debe elegirse posterior a evaluaciones hechas por especialistas.

En cambio, la Anorgasmia es un problema que atañe al 40% de la población femenina, y consiste en dificultad para tener orgasmos o ausencia de los mismos. Afortunadamente, existen centros y Clínica de sexualidad, especializadas para tratar estos y otras disfunciones sexuales. Nosotros somos uno de ellos, no dudes en contactarnos para ayudarte a resolver el problema.