La disfunción eréctil puede ser indicio de un problema de salud

La disfuncion erectil es uno de los trastornos sexuales más comunes en los hombres, las cifras indican que el 50% de los chilenos lo sufre en algún grado. A pesar de ser una tan común, son pocos los que acuden a una consulta para solucionar al problema.

 

 

Sin embargo, muchos ignoran que el 100% de los casos de este trastorno pueden ser curados. Además, está lejos de ser una afección exclusiva de los años dorados. Aproximadamente del 10% al 15% de hombres entre 18 y 30 años la sufre.

 

¿Cuáles son las causas?

Son variadas pero suele haber unos puntos comunes. Los pacientes jóvenes son propensos a padecerla por:

  • Causas psicológicas: estrés, fatiga, depresión, ansiedad.
  • Consumo de sustancias como drogas, alcohol y tabaco.

En cambio, la causa en pacientes de más edad suele ser psicológica, orgánicas o por problemas de salud subyacentes.

 

¿Qué enfermedades subyacentes que pueden resultar en disfunción eréctil?

Existen algunas enfermedades que pueden ocasionar problemas de erección y encender una alarma de que algo puede estar mal. Puede ser una enfermedad sin detectar o mal controlada.

 

Diabetes

Es el caso más común y sucede como resultado de los daños que sufren los vasos sanguíneos y nervios por la enfermedad. Los altos niveles de glucosa entorpecen la circulación y esto hace que la erección se ve comprometida. Los pacientes diabéticos corren 2 o 3 veces más riesgo de tener disfuncion erectil que el resto.

 

Cirugía prostática: luego de una operación de cáncer de próstata es común que la calidad de vida del paciente se vea afectada por problemas de erección. Esto se debe a que es complicado salvar los nervios adheridos a la próstata durante la operación y muchas veces son extirpados. Entre 25 y 75% de los pacientes que son sometidos a cirugía prostática requieren de un tratamiento para combatir la disfunción eréctil.

 

Hipertensión Arterial: algunos medicamentos hipotensores pueden limitar el flujo de la sangre por lo que tiene una menor presión. La probabilidad de sufrir disfunción eréctil es al tener hipertensión es de 14% cuando el tratamiento incluye hipotensores.

 

Obesidad: el sobrepeso puede originar la disfuncion erectil y una baja en la libido. Cuando se es obeso hay una disminución de la testosterona y esta hormona está vinculada con la calidad de la erección.