La solución definitiva a las disfunciones sexuales

¿Problemas en la intimidad? Sigue leyendo y aprende a solucionarlos

Las disfunciones dejaron de ser tabú, y son más comunes de lo que pensamos. Llegó el momento de actuar y superar esos obstáculos que empañan el disfrute íntimo.

¿Qué es una disfunción? Según el diccionario, disfunción quiere decir: “deficiencia o alteración de algo”. En el caso de la disfunción sexual, esa deficiencia se aplica al acto íntimo, muchas veces en solitario como en pareja.

No existe hombre que no le haya pasado, en mayor o menor medida, un episodio de trastorno eyaculatorio. 3 de cada 10 hombres han presentado Eyaculación precoz, es uno de los problemas más frecuentes en los hombres.

La Disfunción eréctil, es otro caso, y a veces ocurre por la “educación adquirida en casa”. La erección es un reflejo de nuestra mente y si nos ponemos nerviosos por algo, las respuestas sexuales hacen corto circuito sin responder al estímulo.

En cambio, la Eyaculación retardada, es el bloqueo en el punto final del orgasmo. Para cualquiera de estas disfunciones sexuales masculinas existen tratamientos clínicos efectivos, los cuales suelen estar acompañados de Terapia de pareja para fortalecer y atender el rol de la pareja.

Las causas de estas disfunciones son variadas y responden a múltiples factores externos como el estrés, el trabajo, la familia, entre otros; o a factores mecánicos o fisiológicos como el desbalance hormonal.