¿Qué pasa cuando se pierde el deseo sexual en la pareja?

Aprende a encontrarles solución a todos tus problemas en el siguiente artículo

Tener una relación de pareja, no siempre es sinónimo de felicidad, puesto que también existen los problemas en ella, como los problemas diarios, la convivencia, los hijos, y un sinfín de otros factores que pueden ocasionar algunos inconvenientes que pueden llegar a verse reflejados en el dormitorio.

En el siguiente artículo te mostraremos algunas causas por las cuales se puede llegar a perder el apetito sexual.

En ciertas épocas del año, pasamos por momentos de  ansiedad, como la Navidad, San Valentín, cumpleaños, entre otros. Pero también existen casos en que esta ansiedad nos juega malas pasadas, en especial al sexo masculino, y es ahí cuando invocamos a las temidas “disfunciones sexuales”, que entre ellas destacan; la Eyaculación Precoz y Disfuncion Erectil, entre los hombres. Y tampoco podemos dejar de lado el Vaginismo entre las mujeres,

Otro factor importante que no deja fluir una buena vida íntima, es el no priorizar la confianza emocional, pero seguramente te preguntarás ¿En qué consiste esto?, pues, aquí juega un papel fundamental la conexión mutua con el otro, el querer dejar de lado los conflictos con tu pareja y el aprender a evitarlos.

Si no dejamos de lado las preocupaciones del trabajo, los amigos, o cualquier otro tipo de problemas que abrumen nuestra cabeza, no podremos conectarnos con nuestro ser amado, y es ahí, donde podría aparecer un enemigo de todos nosotros llamado: Anorgasmia (imposibilidad de alcanzar un orgasmo. Puede darse tanto en hombres, como en mujeres).

Algunas parejas pasan bastante tiempo juntas, pero recuerda: calidad no es lo mismo que cantidad.

Y por último, una de las posibles razones por la que tu pareja pueda llegar a perder su apetito sexual, es simplemente porque tienen diferentes libidos, porque  algunas personas suelen tener niveles de testosterona más altos que otras.

Luego de haber leído esto sientes que necesitas ayuda, no te preocupes, porque no hay nada que una buena Terapia de pareja no pueda solucionar.