Por qué los hombres chilenos no son tan machos como se pintan

El Dr. Carlos Vargas García, de Sex Medical Chile, asegura que la ausencia de orgasmo en las mujeres no siempre es por culpa de ellas, sino por la de sus parejas. Y entrega 5 recomendaciones importantes para tener éxito.

Fuente: Radio Cooperativa

Pese a que el hombre chileno se jacta de ser un macho muy avezado en sus relaciones sexuales, eso no es más que un mito en la mayoría de los casos. Esa es la conclusión de un experto, el doctor Carlos Vargas García, urólogo, sexólogo y jefe del equipo médico de Sex Medical Chile, quien atiende regularmente en su consulta a jóvenes, adultos y hombres de edad avanzada.

“En Chile estamos a años luz de otros países en cuanto al comportamiento sexual que los hombres tienen con sus esposas y parejas”, señala el sexólogo. Añade que la razón de que las mujeres no lleguen con facilidad al orgasmo no está en un defecto en ellas, sino en la falta de conocimiento del hombre al intimar”.

El Dr. Vargas, que como médico cirujano se ha especializado en la eyaculación precoz y disfunción eréctil, tanto en Chile como en Venezuela, donde tuvo capacitación con médicos de Cuba, Brasil y Estados Unidos. Indica que por falta de una educación adecuada, un número importante de parejas en nuestro país no consigue la felicidad carnal al insistir el varón en emplear  prácticas monótonas que desincentivan el acto. “No se trata de ocupar prácticas eróticas extremas, sino de aplicar actitudes naturales pensando en que se trata de un acto de amor”, asegura.

-¿Cómo es el comportamiento del chileno en sus relaciones afectivas y sexuales?

  • La mayoría de los pacientes que atiendo se manifiestan ignorantes ante cosas básicas, cualquiera sea la edad. No es culpa de ellos, sino a la falta de conocimiento que ha sido restringida por una educación sexual muy sesgada.

-¿O sea que el hombre chileno no es tan macho como se pinta?

  • En su mayoría no, pues adolece del comportamiento adecuado para hacer felices a sus mujeres.

-¿Qué experiencias ha recogido usted?

  • El hombre aún desconoce cómo despertar la libido femenina, acudiendo siempre a prácticas que por ser tan repetitivas dejan de surtir efecto. Creer que la mujer se excita sólo con los besos, con acariciar sus pechos o genitales, eso es un error.

-¿Y cuál es su receta?

  • No ir directamente al combate ni actuar como robot. La mujer necesita de una ambientación previa y de caricias que, al igual que los aviones, la hagan calentar antes los motores para despegar.

-¿Entonces, la falta de orgasmos no es culpa en gran medida de la mujer?

  • ¡En absoluto! Por razones de autoestima, el hombre quiere hacerle creer que él es un macho a toda prueba y que el defecto está en ella.

-¿Cuál sería la fórmula ideal para una sexualidad placentera?

  • Como forma de tender un puente de ayuda, puedo recomendar a los hombres cinco importantes consideraciones para un positivo resultado:
  1. No vaya nunca al acto con una ansiedad desmesurada, pues se le augura un fracaso. Tampoco sea fome ni monótono. Vaya lento y apróntese a ejecutar cada una de las acciones como si estuviera dando la PSU.

 

  1. Jamás vaya al acto como a un combate directo. La mujer no es un soldado y requiere de sensibilidades previas.

 

  1. No piense en su pareja como en un objeto. La boca, los pechos y los genitales no son sus únicos puntos de excitación. Cuando esto es repetitivo, los estímulos se empobrecen.

 

  1. Recorra su cuerpo y sus zonas eróticas acariciando el lóbulo de su oreja; bese detrás de su cuello y el pliegue de sus codos; también acaricie la cara interna de sus muslos,  abdomen y pliegue de flexión de la rodilla. El secreto es estar moviéndose permanentemente de arriba hacia abajo.

 

  1. Prefiera la penumbra y evite los diálogos, pero sí, deje hablar a las emociones silenciosas. Apague el celular y la tele y finalmente entréguese al amor.