¿Qué es la disfunción eréctil?

¿Has oído de la impotencia? Se cree es el problema sexual sobre el que más consultan los hombres con los médicos. Aquí, haremos un repaso por sobre qué es la disfunción eréctil, qué tipos existen y cuáles son sus causas y tratamientos.

Se conoce como disfunción eréctil a la incapacidad del hombre de lograr o mantener una erección con la firmeza y por el tiempo suficiente para lograr tener una relación sexual que sea satisfactoria para ambos.

Pero, ahora que entiendes qué es la disfunción eréctil, ¿sabes cómo se produce una erección?

Durante la excitación sexual, los nervios liberan químicos que incrementan el fluido sanguíneo hacia el pene. La sangre fluye hacia dos cámaras de erección ubicadas en el pene, hechas de tejido muscular esponjoso (cuerpos cavernosos), los que no son huecos.

Durante la erección, los tejidos esponjosos se relajan y atrapan la sangre. La presión sanguínea en las cámaras hace que el pene quede firme, causando una erección.

Cuando un hombre tiene un orgasmo, un segundo set de señales nerviosas alcanza el pene, provocando que los tejidos musculares en el pene se contraigan y la sangre sea devuelta a la circulación del hombre, por lo que la erección decae.

El fallar, ocasionalmente, al conseguir o mantener una erección no es algo por lo que debieras preocuparte, pues es algo normal. A menos que sea algo que continúe en el tiempo, no hay razones para que te preocupes. Sin embargo, si la disfunción eréctil es algo que persiste, debes ver un especialista.

Disfunción eréctil: causas

Ahora que hemos hablado sobre qué es la disfunción eréctil, ¿te has preguntado qué provoca que una erección falle?

La disfunción eréctil ocurre cuando, en la estimulación o la excitación sexual, no fluye la suficiente cantidad de sangre hacia el pene.

La excitación sexual es un proceso complejo, pues involucra el cerebro, hormonas, emociones, nervios, músculos y vasos sanguíneos.

En la mayoría de los casos, este problema se produce por causas físicas o médicas; en otros, está relacionado con causas psicológicas debido a pensamientos o emociones.

qué es la disfunción eréctil

A veces, esta disfunción es provocada por una combinación de ambas causas. Por ejemplo, el solo hecho de estar padeciendo disfunción eréctil a causa de algo físico, puede producir estrés o ansiedad, empeorando aún más su condición.

Dentro de las causas físicas, algunas de las más comunes son:

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Ateroesclerosis
  • Colesterol elevado
  • Obesidad

Los desórdenes neurológicos (como la esclerosis múltiple) también pueden ser una causa debido a que los nervios que envían impulsos hacia el pene pueden llegar a dañarse por derrame cerebral, diabetes, entre otros.

Además, el cigarro, el alcohol y el uso de drogas recreativas como: narcóticos, estimulantes y alucinógenos también pueden afectar tu función sexual.

De hecho, los químicos de los cigarrillos pueden interferir con el flujo sanguíneo hacia el pene, dañando el revestimiento de los vasos sanguíneos o provocando una ateroesclerosis.

La también conocida como impotencia es también un efecto secundario común de ciertos medicamentos prescritos. Mientras dichos fármacos están tratando alguna condición médica, al hacerlo, pueden afectar las hormonas, nervios o circulación sanguínea del paciente. Esto puede tener como resultado la presencia de la disfunción eréctil o el aumento del riesgo a padecerlo.

Dentro de los medicamentos que comúnmente tienen como efecto secundario el padecer disfunción eréctil se encuentran los diuréticos, antihistamínicos, antidepresivos y relajantes musculares.

Disfunción eréctil: tratamientos

Los tratamientos, así como el tipo de médico que debe tratarte, van a depender de lo que esté causando tu disfunción. Además, se basará tanto en tu historial familiar como en tu estado actual de salud.

Las razones por las que un hombre pueda estar padeciendo disfunción eréctil pueden ser tan diversas que es imposible recomendar una sola manera de tratar el problema. Lo que le funcione a uno, puede no funcionarle a otro simplemente porque las causas de su disfunción son diferentes.

Así como existe una variedad de razones para padecer este problema, también hay una variedad de opciones para tratarla, las que van desde atención psicológica hasta cambios en el estilo de vida, tratamientos con medicamentos, cirugías y dispositivos.

En esta misma línea, es importante tener en mente que, cuando la disfunción eréctil es un síntoma subyacente de otra enfermedad como la diabetes, la manera más efectiva de tratarla será enfocarse en el problema de salud principal, es decir, en este caso, la diabetes.

Si la ansiedad o el estrés es lo que está causándote problemas, quizás debieras hablar con un terapeuta profesional. Problemas del día a día pueden causar estrés, desencadenando una disfunción eréctil.

Hablar de estos problemas que se pueden estar sufriendo puede aliviar la ansiedad sexual y ayudarte a sentirte más cómodo en tu relación.

En cuanto al tratamiento con fármacos, éste es extremadamente efectivo. Conocidos como inhibidores de la fosfodiesterasa, medicamentos como el Viagra, Levitra y Cialis tienden a funcionar en el 65% de los casos.

Otro tratamiento es la implantación de una bomba peniana o bomba de vacío. Quienes no responden o toleran la mediación oral, generalmente son tratados con este dispositivo.

Esta bomba peniana se utiliza para crear un vacío que succiona la sangre hacia el interior del pene, provocando la erección.

Tipos de disfunción eréctil

qué es la disfunción eréctil

Los expertos en el tema han establecido la siguiente clasificación para distinguir los distintos tipos de disfunción eréctil:

  • Disfunción psicógena: este tipo de disfunción no presenta factores de riesgo cardiovascular, pues sus mecanismos fisiológicos están en perfectas condiciones. La disfunción psicógena suele presentarse en hombres jóvenes, donde el paciente sí tiene erecciones matutinas y es capaz de tener relaciones sexuales en ciertas ocasiones.

En este caso, la disfunción es producida por razones psicológicas; ya sea por estrés, temor al fracaso o ansiedad.

  • Disfunción orgánica: este es el tipo de disfunción eréctil que se presenta con mayor frecuencia y tiende a afectar a hombres mayores de 40 años.

A diferencia de la psicogénica, en la orgánica sí existen factores de riesgo cardiovascular. Además, igualmente pueden presentarse respuestas psicológicas, empeorando la condición.

Ahora que sabes qué es la disfunción eréctil y crees que la padeces, no dudes en contactar a nuestra clínica de tratamientos sexuales. Aquí te brindaremos toda la ayuda que necesites.