Terapia de pareja: qué es y cómo puede ayudar

¿Tu relación está en crisis? La terapia de pareja puede ser la solución. Continúa leyendo para saber en qué consiste.

La terapia de pareja es un recurso utilizado por muchas personas para intentar resolver los conflictos que surgen dentro de la relación. Es sabido que el proceso de convivencia es complicado y que termina produciendo un desgaste debido a que las parejas tienen que adaptarse a diversos cambios y situaciones que se van generando. En especial cuando hay una disfunción sexual de por medio.

Datos del Registro Civil indican que, en la última década, el número de divorcios en matrimonios que han durado 5 años o menos aumentó en un 525%, pasando de ser 578 en 2006 a 3.035 en 2016.

Terapia de pareja como una opción

El proceso de desgaste por el que pasan las parejas es lento, y cuando se ven enfrentados a un problema, casi siempre van a intentar resolverlo ellos mismos; como dándose un tiempo o intentando cambiar algunas cosas. En muchas ocasiones consiguen resolverlo, pero en muchas otras, el paso del tiempo aumenta los niveles de insatisfacción y malestar.

Generalmente, es el desconocimiento sobre qué es, en qué consiste y cómo puede ayudarlos una terapia de pareja es lo que los frena a tomar la decisión de consultar por ayuda.

Entonces, ¿qué es?

Terapia de pareja es el tratamiento clínico psicológico que se brinda a ambos miembros de una relación sentimental por parte de un psicoterapeuta o terapeuta profesional. Dicho profesional se centra fundamentalmente en mejorar la comunicación en la relación, para que aprendan a controlar los impulsos y emociones para afrontar y resolver los conflictos existentes y los que puedan surgir.

El profesional también ayudará a entender cómo manejar una disfunción sexual en la pareja, la importancia de comprender esa situación y cómo juntos pueden ir evitando que esto los afecte al punto de terminar la relación.

¿Cómo saber si necesitamos terapia?

Cada pareja es diferente, por lo que saber cuándo buscar ayuda dependerá del tipo de problema que estén enfrentando.

Cuando el problema es una disfunción sexual, lo más recomendable es que en la  terapia de pareja participen ambos pues es un problema que los afecta a los dos aunque sea solo uno de ellos el que padezca la disfunción.

Muchas personas ven la terapia como el último recurso para salvar una relación, lo recomendable es no esperar a que las cosas se pongan tan mal. Se puede acudir a terapia no sólo para “salvar” una relación, sino también para mantenerla saludable.

Conoce sobre algunos de los comportamientos de indican el fin de la relación en Huffington Post y no olvides seguirnos en Facebook y YouTube.