Vaginismo: ¿es siempre psicológico?

Cada disfunción sexual tiene sus causas, ya sean psicológicas o fisiológicas. Te invitamos a seguir leyendo para que conozcas las causas del vaginismo.

El vaginismo es una disfunción sexual que afecta a las mujeres y suele caracterizarse por la contracción involuntaria de los músculos del suelo pélvico que rodean la vagina.

Síntomas del vaginismo

Dentro de los síntomas que son posible experimentar se encuentran las relaciones sexuales dolorosas (dispareunia), dolor durante el examen ginecológico, dolor al insertarse un tampón, frustración, ansiedad, baja autoestima e incluso el evitar los encuentros sexuales.

Causas del vaginismo

En su mayoría, las causas del vaginismo suelen ser psicológicas, tales como experiencias traumáticas, temor al dolor o al embarazo, sentimiento de culpa, problemas con la pareja, malas experiencias y la desinformación.

Sin embargo, esta disfunción sexual también puede ser provocada por causas fisiológicas, lo que requerirá de un tratamiento ginecológico.

Algunas de las causas fisiológicas que pueden causar vaginismo son:

  • Infecciones vaginales: este tipo de infecciones, junto con la aparición de úlceras vaginales, pueden ser las causas de relaciones sexuales dolorosas y desencadenar vaginismo.
  • Inflamación de las glándulas de Bartholi: la inflamación de estas glándulas que son las encargadas de contribuir a la lubricación vaginal puede provocar dolor por la fricción al momento de tener relaciones sexuales.
  • Disminución de estrógenos en la sangre: como ocurre en la etapa de la menopausia, la baja de estrógenos provoca una mayor sequedad, provocando dolor vaginal.
  • Un parto traumático: un parto con problemas o una mala cicatrización de la incisión para facilitar el parto puede provocar dificultad o imposibilidad para realizar el coito.
  • Un aborto o una violación.
  • Efectos secundarios de un medicamento.

Es importante tener claro que, a pesar de todas estas posibles causas, el vaginismo no provoca que la mujer deje de excitarse, sino que es el dolor o la ansiedad en exceso lo que la lleva a evitar los encuentros sexuales.

Puedes leer más acerca de este problema sexual en Salud180 y no olvides seguirnos en Facebook y YouTube.