Vaginismo posparto

Si bien, el que ocurra esto no es algo común, existen factores que aumentan las posibilidades de desarrollar esta disfunción sexual post parto. Continúa leyendo para saber esto y más.

Como hemos mencionado en artículos pasados, el vaginismo puede ser provocado por distintas causas, agrupadas en psicológicas o físicas.

Un parto reciente puede llegar a tener como consecuencia el desarrollo de esta disfunción sexual que afecta a un gran número de mujeres.

¿Qué es el vaginismo?

Antes de explicar cómo el vaginismo puede desarrollarse posterior a un parto, es importante tener claro en qué consiste esta disfunción.

El vaginismo es un problema sexual que se caracteriza por la contracción involuntaria de los músculos de la vagina, impidiendo la realización del coito. La vagina se cierra de tal forma que llega a imposibilitar la penetración en las relaciones sexuales.

Esta es una de las disfunciones sexuales más frecuentes que padecen las mujeres, principalmente la más jóvenes. Se puede clasificar en primario y secundario, y sus síntomas pueden variar según la intensidad de los espasmos musculares.

Consecuencias del posparto

Aunque, afortunadamente, no es común o frecuente que una mujer desarrolle vaginismo posterior a un parto normal, el sobre estiramiento de los músculos vaginales puede ocasionarlo.

Es normal que, posterior al parto, exista sensibilidad vaginal al tener relaciones pero, si las dificultades en la penetración continúan en el tiempo, es aconsejable investigar si esto podría ser causado por el vaginismo.

Consejos para reducir la posibilidad de desarrollar vaginismo

A continuación, te mencionaremos algunas cosas que puedes hacer para aminorar las posibilidades de que el parto te cause vaginismo:

  • Edúcate e infórmate sobre el proceso de parto.
  • Mantén un estado mental y actitud positivos.
  • Posterior al parto, procura que, antes de reanudar las relaciones sexuales, tu canal vaginal sane para que evites el experimentar dolor y molestias físicas.
  • Debido a que en el embarazo existen cambios hormonales, es posible que experimentes resequedad vaginal, por lo que es necesario lubricar.

En cuanto sientas cualquier dolor pélvico, visita a tu médico pues, de esa manera, podrás prevenir el desencadenamiento de este problema sexual.

Encuentra más información sobre la vida sexual posparto en El País y no olvides seguirnos en Facebook y YouTube.